Blog

Espacio aéreo controlado

Dronair   |   Actualidad, Leyes

Ya empieza a ser habitual que cuando solicitamos precio a una empresa operadora de RPAS nos pregunten por la localización, para verificar que efectivamente se pueden volar aeronaves no tripuladas. La regulación vigente no contempla la posibilidad de volar en espacios aéreos controlados, sin la autorización competente, y esto hace que sea ilegal utilizar drones en muchas zonas del territorio. Los espacios aéreos asignados a aeropuertos, aeródromos, helipuertos, actividades, zonas militares, espacios naturales protegidos, etc. hacen que el vuelo sea regulado según la normativa establecida por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la única que tiene la potestad de autorizar vuelos en estos espacios y ninguna otra institución como los Ayuntamiento, Comunidades Autónomas, empresas privadas o particulares tienen autoridad para permitir el vuelo de aeronaves en un espacio aéreo.

¿Qué es un espacio aéreo controlado?, ¿para que se usa?, ¿hay más de un tipo de zona de vuelo restringida?

La autoridad competente en la gestión del espacio aéreo depende del Ministerio de Fomento en la mayoría de los casos y lo gestiona AESA. La actual ley 8/2014 permite operar RPAS sólo "en espacio aéreo no controlado" pero, ¿cómo está organizado el espacio aéreo en España?

 

TIPOS DE ESPACIO AÉREO CONTROLADO

CTR o zona de control, esta es una de las más conocidas por los operadores de RPAS, es un volumen reservado alrededor de un aeropuerto para que se puedan realizar con seguridad las operaciones de aterrizaje y despegue. En el caso del aeropuerto de Barcelona el CTR es tan grande que hace imposible volar un drone en una línea de costa que va desde Mataró hasta casi Vilanova i la Geltrú.

ATZ esto es una zona de que cubre el tránsito aéreo en un aeródromo suele ser de 8 km a la redonda.

CTA o TMA, en función del volumen de tráfico, son zonas de protección de las aeronaves hasta que entran en ruta y comprenden un volumen dentro del espacio aéreo controlado.

Además de estos existen en España otras zonas en las que tampoco es posible volar ni por RPAS ni por ningún otro tipo de aeronaves sin un permiso especial, se trata de zonas sensibles como son centrales nucleares, zonas de prácticas del ejército, parques naturales.

Como vemos el espacio aéreo controlado, dentro de las operaciones de vuelo con RPAS, es un factor a tener imprescindible para el uso de este tipo de aeronaves y no incumplir la actual ley.

Con la perspectiva de un nuevo proyecto de ley, que esperemos se apruebe en breve, surgirán nuevas oportunidades de uso de estos espacios para las empresas operadoras, cumpliendo siempre los requisitos impuestos por AESA como serán: permisos de vuelo competentes, informes de seguridad u obtener la titulación de radiofonista.